Ir a michoacan.gob.mx

Promueve SSM la práctica de la lactancia materna


“Proteger la lactancia materna: una responsabilidad compartida”, lema de la Semana Mundial

Morelia, Michoacán, a 2 de agosto de 2021.- La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), refuerza las acciones para promover la importancia de la práctica de la lactancia materna durante los primeros seis meses de vida en beneficio de las y los recién nacidos.

Lo anterior, en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, a desarrollarse del 1 al 7 de agosto del año en curso con el lema “Proteger la lactancia materna: una responsabilidad compartida”.

La leche materna contiene nutrientes y anticuerpos que son esenciales para el desarrollo de los bebés. La OMS recomienda que sea exclusiva los primeros 6 meses de edad y posteriormente complementarla con alimentos nutricionalmente adecuados y seguros para el niño.

Este insumo materno protege al bebé de infecciones como gastroenteritis, infecciones de las vías respiratorias, urinarias, etc. Pero además tiene efectos benéficos para la mamá ya que ayuda a la recuperación después del parto, y reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario. Además, ofrece beneficios para la familia y el ambiente, al no generar algún gasto económico, no utilización de envases, etc.

El lema de este año se centra en la importancia de evitar discriminación de las madres lactantes en todos los ámbitos, ofreciendo apoyo familiar y comunitario, además de aplicar políticas equitativas de igualdad, así como programas sociosanitarios basados en la evidencia.

Importante mencionar que la lactancia materna debe considerarse un tema de salud pública que requiere inversión a todos los niveles. El concepto de “reconstruir mejor” después de la Pandemia COVID-19, brindará la oportunidad de crear una cadena cálida de apoyo a la lactancia que incluya sistemas de salud, lugares de trabajo y comunidades en todos los niveles de la sociedad.

Por ello, es importante que la mamá y el recién nacido se mantengan juntos y practiquen el cuidado piel con piel, independientemente de que ellas o sus bebés tengan o no infección COVID-19 sospechosa, probable o confirmada.

Las mujeres con este virus pueden amantar con mascarilla e higiene respiratoria, lavarse las manos antes y después de tocar a su bebé y limpiar y desinfectar rutinariamente superficies.

La institución cuenta con diversos lactarios y un Banco de Leche Humana, ubicado en el Hospital de la Mujer, donde se recibe leche de donadoras y se pasteuriza para que puedan consumirla otras niñas y niños que no los pueden amamantar sus madres.

Además, en las unidades médicas de la institución se brinda asesoría y orientación a las mujeres para que ellas alimenten a sus bebés, les enseñan a realizar su extracción manual cuando se separan de sus hijos e hijas y a conservar la leche, principalmente aquellas que tienen que regresar a trabajar.

En el banco de leche, mensualmente se recolectan y pasteurizan un máximo de 50 litros, donde se les enseña cómo realizar la extracción de la leche materna, la cual debe colocarse en frascos diferentes y no mezclarse, conservarse en refrigeración (duración una semana) o congelarse en un lugar aislado para que no se contamine (duración dos a tres meses), al utilizarse debe descongelarse en baño María, una vez descongelada ya no se puede volver a congelar y tiene que ser desechada u ocuparla para otra toma durante el día.

Lactar a los recién nacidos, es de suma importancia tanto para el bebé como a la madre, ya que esta leche tiene mayores nutrientes y esto fortalece su estado inmunológico, lo que previene de muchas enfermedades.

El lactario del Hospital de la Mujer brinda atención al público de 08:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes de manera gratuita.