Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea

Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea

C.E.T.S Michoacán
Morelia
Avenida Las Americas 90
Fraccionamiento las Americas,
C.P. 58270
Google Maps (URL): http://goo.gl/maps/Ops3L
Teléfono: 01 443 324 3919

DONACIÓN DE SANGRE

¿Cuáles son los requisitos para poder donar?

Ser mayor de 18 años;
Pesar mínimo 50 Kg.;
En general tener buena salud;
Presentar una identificación oficial con fotografía;
Personas sin tos, gripe, dolores de cabeza o de estómago;
No padecer, o haber padecido, epilepsia, hepatitis, sífilis, paludismo, cáncer, sida o enfermedades severas del corazón;
No haber ingerido bebidas alcohólicas en las últimas 48 horas;
No haber tenido ningún tipo de cirugía en los últimos seis meses;
No haberse realizado tatuaje, perforación o acupuntura en el último año;
No haber sido vacunado contra hepatitis o rabia en el último año, y
En ayuno mínimo de 4 horas.
Cualquier duda, favor de consultarla en el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS) en la Ciudad de México, a los teléfonos 5119-4620 al 28, extensiones 1330 y 1332, o comunicarse con el CETS (Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea) de tu Estado (ver en el menú principal el link de Trámites y Servicios y el enlace “Directorio CETS”).

¿Qué debo hacer para donar?

Acudir a las instalaciones del CNTS.
Cuando el médico te realice la historia clínica, por favor sé honesto en tus respuestas, ya que de eso dependerá la seguridad de la sangre.
Permite que el médico te practique un chequeo general para valorar si eres candidato a donar.
Si no hay contraindicaciones, comienza la donación (extracción de sangre) que durará alrededor de 10 a 15 minutos.
Una vez que ha concluido la donación, deberás reposar y tomar el refrigerio que allí mismo se te proporcionará.

¿Por qué donar sangre?

Por solidaridad, altruismo, generosidad y tantas otras expresiones que engloban el gesto desinteresado de donar una pequeña parte de uno mismo.
Porque mañana tu o los tuyos pueden necesitar una donación. Nunca se sabe cuándo se necesitará.
Porque regenera tu sangre. Cuando tu cuerpo detecta que estás donando, inmediatamente pone en marcha un complejo mecanismo que “fabrica” sangre nueva.
Porque donar sangre contribuye a tu salud. Estudios científicos demuestran que las personas que donan sangre periódicamente disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Porque con una sola donación, tú puedes salvar hasta tres vidas, pues de la cantidad de sangre que tú donas, una vez procesada, se extrae una unidad de eritrocitos, otra de plasma y otra de plaquetas.
Porque obtienes un buen análisis médico. Para garantizar la seguridad y disminuir el riesgo de transmisión de infecciones, todos los productos sanguíneos pasan por exámenes rigurosos. Los datos de tu salud que puedes obtener son:
– Presión arterial, altura, peso y temperatura;
– Biometría Hemática (detecta anemia y otras alteraciones de las células de la sangre);
– Determinación del grupo sanguíneo;
– Detección del virus del VIH (SIDA);
– Detección de hepatitis B y C;
– Detección de sífilis, y
– Detección de tripanosomiasis.

3 2 1

 

Aviso de Privacidad Corto

Aviso de Privacidad Integral